APLICACIONES DE LOS HOGARES INTELIGENTES

APLICACIONES DE LOS HOGARES INTELIGENTES
Utopía

El eje central de valor de una edificación inteligente siempre será el usuario. El hogar ha sido considerado tradicionalmente como la “última milla” por los operadores de telecomunicaciones, pues la inteligencia es algo que reside únicamente en la red y el usuario es un mero receptor pasivo de los servicios de telecomunicaciones.

Este paradigma cambia radicalmente en los edificios inteligentes: el usuario deja de ser la “última milla”, para convertirse en la “primera milla”.

Esto es así porque el propio usuario es el que marca las características de los servicios que recibe y estos se deberán adaptar a cada momento de sus necesidades y deseos.

Los edificios inteligentes proporcionan un sinfín de beneficios, inalcanzables para el usuario mediante los edificios tradicionales.

La programación y la automatización de funciones tienen una gran cantidad de atractivas aplicaciones. Las principales aplicaciones de los edificios inteligentes para sus usuarios se suelen enmarcar dentro de las siguientes áreas funcionales:

  • Seguridad
  •  Comodidad
  •  Ahorro energético
  • Comunicaciones
  •  Ocio

La conjunción de estas cinco áreas funcionales tiene el objetivo básico de incrementar la calidad de vida de los usuarios, independientemente del tipo de concreto de edificio considerado (hospital, colegio, universidad, hotel, oficina, vivienda, residencia de la tercera edad, etc, etc…..)

El siguiente enlace conocera más sobre las aplicaciones – Dale click aquí